Con trajes especiales y máscaras de protección: así eliminan el asbesto de los coches del subte porteño

17 Jun 2021 7:53 PM

A partir de la confirmación de la presencia de asbesto en coches del subte porteño y de que varios trabajadores presentaron síntomas compatibles a enfermedades provocadas por ello, el gobierno de la Ciudad puso en marcha un operativo para eliminar de las unidades este material cuya manipulación daña a los pulmones y causa cáncer.

 

El asbesto, también conocido como amianto, es de origen mineral y se emplea en distintas industrias. Se compone por fibras largas, resistentes y flexibles capaces de entrelazarse para conformar tipos de estructuras. Debido a su condición de material aislante y su tejido incombustible, se utiliza comúnmente en la construcción, en la fabricación de automóviles, techos, losas, piezas que entran en contacto con la electricidad o con estructuras protectoras. La exposición al amianto se produce a través de la inhalación de fibras que se encuentran en el aire del lugar de trabajo.

 

En Argentina, la utilización de ese material está prohibida desde 2001. El problema surge con los coches y algunas estructuras que fueron fabricados antes de esa fecha o en otros países, y que lo contienen, como es el caso de los modelos CAF 5000 comprados al Metro de Madrid, formaciones que se utilizaban en la Línea B del subterráneo.

 

La compra de esa flota, que incluyó a casi 100 formaciones, se realizó entre septiembre de 2011 y noviembre de 2012. Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE) supo de que piezas contenían amianto en febrero de 2018. Inmediatamente, todos los coches implicados fueron retirados de circulación de forma preventiva. Hoy, esos vagones están en proceso de desasbestización, en el marco del Plan de Gestión Segura del Asbesto.

Ver nota completa

Estemos en contacto

Dejenos su consulta. Con gusto, responderemos a la brevedad.